Viaja al centro de la Tierra sin salir de clase

Científicos han determinado que la temperatura cerca del centro de la Tierra es de 6.000 grados Celsius, es decir, 1.000 grados más caliente que en un experimento anterior de hace 20 años. Este descubrimiento permite trabajar en el aula temas referentes a la estructura interna de la Tierra y la teoría de la tectónica de placas a través de distintas herramientas interactivas.

FUENTE: El centro de la Tierra es 1.000 grados más caliente de lo que se creía (La Vanguardia.com)

ORIENTACIÓN PEDAGÓGICA:

A partir del estudio de la noticia sobre la temperatura del núcleo de la Tierra se puede tratar en el aula aspectos relacionados con la estructura interna de la Tierra, profundizar en los movimientos de las placas tectónicas, las erupciones volcánicas o los terremotos como fenómenos naturales provocados por estos movimientos o, incluso, repasar cuáles son los distintos estados en los que se presenta la materia.

Para comenzar la actividad con el alumnado, tras leer detenidamente el texto de la noticia y comentar algunos de los conceptos que no se hayan comprendido, podemos proponerles que averigüen cuáles son las capas que forman la estructura interna de nuestro planeta teniendo en cuenta tanto su composición química como sus propiedades físicas. Para poner en común la información, loes estudiantes pueden elaborar un dibujo de la Tierra en la pizarra donde señalen la corteza, el manto y el núcleo y describan brevemente la litosfera, la astenosfera y la mesosfera.

También puede solicitar a los discentes que profundicen en la composición química del núcleo terrestre. En su labor, éstos pueden citar los elementos químicos que se encuentran en el centro de la Tierra y comentar las características o propiedades de cada uno de ellos.

Además, aprovechando esta ocasión podemos estudiar cuáles son los distintos estados de la materia, describiendo qué se entiende por estado líquido, forma sólida y estado gaseoso. Cuando un cuerpo, en este caso el hierro, pasa de un estado a otro por acción del calor o del frío decimos que ha cambiado de estado. En este sentido, podemos pedir a los estudiantes que resuman las características básicas de cada uno de los tres estados para, posteriormente, contestar a una batería de preguntas sobre el tema, entre ellas se puede incluir las siguientes cuestiones: ¿todas las sustancias pueden hallarse, en su modo natural, en los tres estados de la materia?, ¿qué dos estados de la materia tienen su volumen constante?,  ¿la fluidez y la viscosidad son características propias de los líquidos?, ¿qué estado de la materia se caracteriza por la gran variación de volumen que experimenta al cambiar las condiciones de temperatura y presión?

Seguidamente, el profesorado puede pedir al alumnado que describa con sus propias palabras los cambios de estado del hierro y elabore un esquema explicativo en el que incluya los siguientes términos: evaporación, condensación, congelación, fusión, sublimación y sublimación inversa. Asimismo, también puede solicitarles que indiquen cuales son los puntos de fusión y ebullición.

Una vez analizadas las propiedades del hierro y sus cambios de estado, podemos centrarnos en el estudio de  la teoría de la tectónica de placas y los fenómenos naturales que se producen en función de su movimiento: terremotos y volcanes. Para ello, tras informarse adecuadamente, se puede pedir al alumnado que dibuje en un mapamundi las placas existentes. Seguidamente, se les puede sugerir que profundicen en los límites de las placas y su tipología (divergente, convergente o transformante), ya que es donde se presenta la mayor actividad tectónica.

A continuación, se puede hacer un trabajo monográfico sobre los terremotos, estudiando aspectos como localizaciones, propagación, escalas de magnitudes e intensidades, efectos y recomendaciones de protección civil. Una vez se tengan estos datos, se puede dividir a los alumnos en grupos y que cada uno de ellos analice uno de los mayores terremotos registrados hasta la fecha, completando una ficha (nombre, año, ubicación geográfica, magnitud, duración, descripción, etc.) que después puede compartir con el resto de compañeros.

También se puede proponer una actividad centrada en los volcanes. Tras informarse sobre este tema, se puede dividir la clase en grupos y que cada uno de ellos escoja un tipo de erupción volcánica que deberá presentar al conjunto de la clase. Para ello se puede escoger el formato que se considere más apropiado: presentación oral o tipo PowerPoint, creación de carteles explicativos o maquetas, etc.

PROPUESTA TIC:

Para presentar a nuestro alumnado la información más destacada sobre la estructura interna del planeta, tanto de forma gráfica como a partir de datos concretos, el docente puede utilizar la entrada sobre ‘Núcleo de la Tierra’ (core, en inglés) de la ‘Enciclopedia educativa de National Geographic’. Con esta búsqueda, además de acceder a la información básica sobre el concepto, el alumnado podrá visualizar algunos gráficos que le ayudarán a comprender las explicaciones del docente.

Para profundizar en el estudio sobre el interior de nuestro planeta se sugiere la utilización de distintos materiales didácticos interactivos, entre ellos las unidades didácticas online: ‘Los cambios en el medio natural’ y ‘La estructura interna de la Tierra’, ambas pertenecientes al Proyecto Biosfera, en las que se presentan tanto contenidos teóricos interactivos como ejercicios y actividades complementarias.

Los contenidos desarrollados en la unidad sobre ‘Los cambios en el medio natural’ se refieren básicamente a la estructura interna de la Tierra, los antecedentes de la tectónica de placas y las placas litosféricas o tectónicas. Así, tras atender a las primeras explicaciones teóricas acerca de la estructura química, la estructura dinámica, la corteza terrestre, la litosfera y la astenosfera y realizar los ejercicios correspondientes sobre las capas de la Tierra, el alumnado puede pasar al segundo apartado. En él se abordan los antecedentes de la tectónica de placas y las teorías aparecidas durante el siglo XX relativas a la actividad interna de la Tierra. Finalmente, en la última sección, se mostrará cómo los límites de las placas tectónicas varían con el paso del tiempo.

En cuanto a los contenidos que pueden ser trabajados con la unidad ‘La estructura interna de la Tierra’ podemos destacar en primer lugar los métodos de estudio que se utilizan para conocer las características internas del planeta, tras estudiar los meteoritos y las ondas sísmicas, el alumnado puede profundizar en la estructura del planeta y su naturaleza fisicoquímica, sus características térmicas y, finalmente, el movimiento de las placas litosféricas.

Por otro lado, podemos utilizar el material didácitco ‘Exposismos, La Tierra está viva’ para profundizar en el tema a partir de la experiencia de Chile, como uno de los países con mayor actividad sísmica del mundo. En este extenso interactivo sobre la Tierra, su estructura interna, el movimiento de placas tectónicas, etc., el docente puede encontrar materiales interactivos sobre estaciones sismológicas, formación de montañas, máquina de terremotos y antena GPS. Éstos son algunos de los temas que se explican a través de una serie de módulos interactivos sobre fenómenos sísmicos, sismología interactiva y sismicidad en Chile.

Finalmente, también será de gran utilidad para el profesorado el artículo ‘¿Jugamos a aprender las capas de la Tierra?’, donde encontrará distintas propuestas de actividades online y una actividad manual para construir nuestro propio modelo de la estructura interna de la Tierra.

OTRAS FUENTES:

El auténtico infierno está en el centro de la Tierra (ABC.es)

El centro de la Tierra es mil grados más caliente de lo pensado (europapress.es)

El centro de la Tierra es más caliente de lo que se pensaba (elcorreo.com)

PARA SABER MÁS:

La Tierra:
1234

Placas tectónicas

Teoría de las Placas Tectónicas

Vulcanismo y terremotos:
1234

Estados de la materia:
123

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Ir a la barra de herramientas