Fomento de la lectura de obras clásicas con ‘El libro total’

Leer a autores clásicos como Shakespeare, Wordsworth o T.S. Eliot, estimula la mente, y la poesía puede ser más beneficiosa en terapias que los libros de autoayuda, según aseguran expertos de la Universidad de Liverpool. El alumnado puede trabajar en el aula aspectos relacionados con la literatura y utilizar la plataforma ‘El libro total’ para acceder a más de 40.000 títulos de la literatura clásica universal.

FUENTE: Leer a los autores clásicos activa el cerebro (La Razón.es)

ORIENTACIÓN PEDAGÓGICA:

Según los investigadores de la Universidad de Liverpool, leer a autores clásicos como Shakespeare, Wordsworth o T. S. Eliot estimula la mente y la poesía puede ser más beneficiosa en terapias que los libros de autoayuda. Aprovechando esta noticia, el docente puede trabajar en el aula tanto temas relacionados con literatura, estudiando los clásicos o las características más significativas de una obra poética, como aspectos relacionados con el funcionamiento básico del cerebro humano.

Para comenzar, tras leer atentamente el texto de partida, el profesor puede pedir a sus alumnos que indiquen cuáles son las ideas básicas de la noticia, cómo se ha realizado el estudio, qué conclusiones se extraen de él y qué autores clásicos se citan en el texto. Seguidamente, los alumnos pueden realizar una búsqueda de información sobre estos autores, centrándose en describir las características fundamentales de sus obras. Asimismo, también pueden elaborar un listado de autores y obras que se consideren clásicos de la literatura de habla hispana, elaborando un pequeño dossier de lecturas recomendadas o, incluso, proponiendo la lectura en el aula de algún fragmento concreto de este tipo de literatura.

Por otro lado, centrándonos en las obras poéticas, los estudiantes pueden definir algunos de los principales conceptos relacionados con este género lírico, como por ejemplo: poema, prosa, verso, estrofa, métrica, ritmo y rima. También pueden realizar un listado de poetas clásicos en lengua española y seleccionar algunas de sus composiciones o fragmentos de estas para analizarlas en el aula de forma conjunta. De esta manera, una vez concluido este ejercicio de análisis, el alumnado puede reflexionar sobre por qué creen que la lectura de este tipo de literatura, y también de obras clásicas, puede ser tan beneficiosa para la actividad cerebral.

Además, el profesor puede incidir en el estudio del cerebro y sus funcionalidades presentando, para comenzar, un esquema visual de las distintas partes de este órgano y solicitando a sus alumnos que indiquen qué regiones están implicadas en procesos mentales complejos como la memoria, la formulación de estrategias, la atención prolongada o las habilidades de motricidad fina, entre otros.

Una vez se conocen las partes del cerebro, se puede trabajar su funcionamiento. Para ello el profesorado se puede centrar en las neuronas y la composición y reacción de estas células. El alumnado deberá realizar un dibujo o esquema que plasme el proceso desde que el cuerpo recibe un estímulo hasta que éste reacciona ante él.

Por último, los estudiantes pueden realizar una búsqueda de conceptos relacionados con el cerebro y su funcionamiento como, por ejemplo: neurona, célula, sistema nervioso central y periférico, impulso nervioso, etc. Cuando tengan todas las definiciones, pueden crear un glosario empleando sus propias palabras y aportar imágenes ilustrativas.

PROPUESTA TIC:

El libro total’ es una gran plataforma digital gratuita de libros en español, que cuenta con más de 40.000 títulos, accesible a través de streaming a todo aquel que tenga una conexión a Internet, independientemente del soporte. Esta extensa biblioteca digital permite acceder a una variedad de recursos organizados por países o tipo de obras: desde libros clásicos griegos y latinos, latinoamericanos y europeos, literatura del siglo XIX, clásicos contemporáneos, poesía y libros infantiles, entre otros.

Este espacio web simula una biblioteca convencional, permitiendo incluso consultar al Librero para que nos descubra nuevas lecturas a través de breves fragmentos. También nos permite, previo registro gratuito en la aplicación, realizar anotaciones, llevar nuestro registro de lecturas o interactuar con otros usuarios, creando redes sociales de conocimiento, a través de la opción El libro del lector. Otras utilidades interesantes son la inclusión de obras en versión audiolectura, la posibilidad de comparar textos en varios idiomas, el acceso a enlaces con recursos adicionales, la opción de recurrir al diccionario o consultar todo lo relacionado con una determinada obra (traducciones, ilustraciones, música, información extra, etc.).

Tras presentar esta plataforma al alumnado y explorar sus múltiples posibilidades, los estudiantes pueden registrarse en la aplicación e iniciar un recorrido lector a través de obras clásicas, poesía y otros libros que puedan resultar interesantes. Además, puede consultar distintas versiones de la misma obra (originales, ediciones posteriores o traducciones) y ejercitar de forma activa su cerebro. Además, puede ir nutriendo su Libro del lector con notas sobre impresiones que le hayan suscitado las obras, algunas dificultades que haya encontrado a la hora de comprender determinados libros o llevar un registro de sus lecturas y compartirlas con sus compañeros de clase realizando recomendaciones o sugerencias.

OTRAS FUENTES:

Leer a los clásicos es mejor para tu cerebro que leer a los contemporáneos (Papel en Blanco)

Leer autores clásicos activa el cerebro, según reveló un nuevo estudio (infobae)

Reading Shakespeare has dramatic effect on human brain (University of Liverpool)

PARA SABER MÁS:

Bibliotecas digitales:
1234

Cerebro humano:
123

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Ir a la barra de herramientas