Controla los contenidos digitales de los alumnos con ‘Care4Teen’

Según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Fundación Maia, el 75% de los menores accede a Internet sin ningún control de sus padres y advierte de que este descontrol paterno puede derivar en conductas inadecuadas de los menores en la Red. ‘Care4Teen’ es un servicio de control de contenido web muy útil para los padres y que permite al docente abordar, en el aula, temas como el uso adecuado de Internet, los contenidos inapropiados y los peligros del ciberespacio.

FUENTE: Agencia Europa Press

ORIENTACIÓN PEDAGÓGICA:

El estudio saca a la luz varios hechos relevantes. Uno de ellos es que muchos de los jóvenes encuestados consideran que las redes sociales de Internet son los mejores sitios para mostrar su estado de ánimo y, sobre todo, sus enfados. Los alumnos pueden hacer un listado acerca del uso personal que hace de las redes sociales en las que estén registrados. Con esta actividad se busca que cada estudiante analice y determine qué uso hace de las redes sociales, concrete cuáles son los más frecuentes y que, finalmente, todos reflexionen al respecto.

Otro punto a destacar del estudio es que para el 37,2% de los menores entrevistados, el simple hecho de conocer sólo el nick (apodo en Internet) de una persona no es un obstáculo a la hora de percibirlo como un amigo, frente al 33,4% que afirma que si no sabe el nombre verdadero de alguien sólo puede considerarlo un conocido. Estos datos pueden animar al profesor a abordar, en clase, el tema de la amistad, la empatía y la asertividad. Así, se pueden plantear distintas situaciones relacionadas con la amistad social y la virtual y solicitar a los alumnos que expresen si están de acuerdo o qué harían ellos. Algunos ejemplos podrían ser: me siento más cómodo hablando con alguien que no conozco; si mi amigo virtual, que vive en otra localidad, me dice que tiene un problema y que vaya a verlo, seguro que lo hago; la verdadera confianza está en los amigos con los que compartes el día a día. Esta actividad también puede hacerse por escrito y de forma anónima.

El dato anteriormente comentado alarma especialmente a los responsables del estudio ya que consideran que “si se percibe a un desconocido como amigo, será más fácil que se gane la confianza del menor y pueda conseguir datos personales, fotos o incluso llegar a quedar con él”. Los estudiantes se pueden dividir en grupos y plantear una encuesta en la que se ponga a prueba esa afirmación. Para ello, pueden basarse en las opiniones de los estudiantes de otras clases y cursos y centrar sus cuestiones en aspectos como la confianza, quedar con alguien que se ha conocido por Internet o subir fotos a la Red.

PROPUESTA TIC:

‘Care4Teen’ es una aplicación para Windows que permite monitorizar y controlar los contenidos visitados en Internet, así como bloquear determinados sitios web. Su funcionamiento es muy sencillo: tras registrarse de forma gratuita, el servicio se activa y crea un registro con todas las páginas visitadas, el tiempo empleado en cada una de ellas e, incluso, el número de intentos de visita de cada web. Acto seguido, coteja esas webs consultadas con las que tiene registradas en su base de datos y establece si están permitidas o no, según la opinión de los miembros de la comunidad, puesto que esa base ha sido elaborada por los padres, profesor, tutores, etc. registrados en ‘Care4Teen’ y que han ido aportando webs y valorando (a través de bloqueo o aceptación) a qué contenidos se puede acceder y a cuáles no. De esta manera, si el número de padres que han aceptado una página web es mayor que el número de padres que la han bloqueado, el sitio se clasifica como accesible. En cambio, cuando un menor accede a contenidos considerados como inapropiados, el servicio automáticamente realiza capturas de pantallas, screencasts y vídeos de las páginas visitadas a modo de aviso para los padres.

Así, el adulto puede establecer diferentes niveles de restricción de la navegación y/o implantar las medidas de seguridad que considere oportunas como, por ejemplo, acceder solamente a un número determinado de webs permitidas. Además, este control se puede realizar de manera remota, sin necesidad de estar en el ordenador en el que se ha conectado el menor, ya que funciona desde cualquier ordenador con acceso a Internet y a través del navegador web.

Las aplicaciones de control parental nos permiten restringir el acceso y bloquear ciertas páginas por su contenido, además de hacer un seguimiento de las páginas visitadas. Para que los alumnos tomen conciencia de los peligros que existen en la Red, sobre todo en cuanto a contenidos inapropiados para menores se refiere, el profesor puede plantear un actividad de role playing en la que una parte de los estudiantes represente el papel de hijos y los otros hagan de padres. En primer lugar, los “hijos” deberán navegar en Internet como lo hacen de forma cotidiana, mientras los “padres” deberán analizar qué contenidos son inadecuados para la comunidad ‘Care4Teen’. Transcurrido un tiempo, entre todos pueden analizar qué contenidos suelen consultar los hijos, determinar si esas webs están permitidas por los padres y expresar cuál se su opinión real al respecto.

* Podrá encontrar más información sobre otros programas y aplicaciones útiles para el aula en SoftwareLibre.

OTRAS FUENTES:

El 75% de los menores accede a Internet sin control paterno (diariodenavarra.es)

El 75% de los menores accede a Internet sin ningún control de los padres (TELECINCO.ES)

PARA SABER MÁS:

Universidad Complutense de Madrid (UCM)

Fundación Maia

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Ir a la barra de herramientas