Y yo sin saberlo

Otro sitio más de Blogs de Noticias de uso didáctico

Las TIC te ayudan a elegir carrera

Seguramente, una de las decisiones más importantes a las que deben enfrentarse los jóvenes sea la de decidir qué estudios de nivel superior quieren elegir.

Durante el proceso educativo, referente en su mayoría al Bachillerato, los alumnos van escuchando una y otra vez las palabras selectividad, universidad, carreras y un buen etcétera que, casi sin quererlo, termina llegando el día en el que hay que escoger. El instituto queda atrás y el futuro pasa por tomar decisiones que marcarán muy probablemente sus vidas.

Hay muchos alumnos para los que decidir qué carrera quieren hacer no resulta nada complicado, puesto que siempre han sabido a qué querrían dedicarse pero lo cierto es que la gran mayoría se planta ante la decisión sin tener mucha idea de por dónde tirar.

Seleccionar de forma errónea los estudios universitarios, supondrá un gasto importante de tiempo y de dinero, además, si cursamos unos estudios por inercia y realmente no nos apasionan, muy probablemente el día de mañana no conseguiremos disfrutar de nuestro puesto de trabajo.

Es importante preguntarse a uno mismo qué es lo que realmente le interesa aprender y con qué actividades disfruta más. Por ejemplo, hacer deporte, ayudar a los demás, realizar investigaciones, utilizar recursos tecnológicos, el contacto con la gente, la vida social, mecánica, el arte, etc.

Una vez hayamos determinado con qué actividades nos sentimos a gusto o cuáles van más con nuestro carácter, tocaría ver con qué profesiones se pueden relacionar. Es posible que los intereses personales se puedan dar en varias profesiones por lo que poco a poco deberemos priorizar o ir decantándonos por los ámbitos que nos resulten más favorables.

Es importante definir el objeto de estudio de las profesiones desde el punto de vista de la actividad que se realizararía en el puesto de trabajo en concreto. Definir la acción que se quiere realizar como vender, construir, explorar, crear, servir, producir, administrar, etc. nos puede ayudar a definir lo que se quiere hacer dentro de una profesión.

Informarse del currículum de una carrera así como del contenido que tiene y sus perspectivas laborales, la empleabilidad e ingresos promedios también nos puede ser útil.

Con la intención de ayudar a aquellos que se encuentran en la tesitura de decidir qué van a estudiar el día de mañana, veremos algunos recursos que pueden ayudarles para saber cuál es su perfil profesional y hacia dónde pueden orientarse.

En primer lugar tenemos el test vocacional de Quevasaestudiar.com. Este recurso nos ayudará a conocer mejor nuestras aptitudes, capacidades, personalidad, actividades más afines, expectativas, etc. El test en cuestión se compone de 74 preguntas y concluye con el resultado en forma de informe que, según las respuestas que se hayan ido dando, mostrará un perfil aproximado de los intereses y habilidades destacados así como las áreas ocupacionales que más se acercan a las características personales. Además del informe, también nos expondrá las carreras incluidas según las áreas referentes a las profesiones que hayan salido más afines . Para recibirlo basta con facilitar el correo electrónico.


En segundo lugar encontramos el test de A Real Me. A diferencia del anterior recurso, éste es un test con dos respuestas para cada pregunta. La temática de las respuestas es muy variada y se hace referencia a diferentes aspectos. Las características de las preguntas son a menudo psicológicas y concluyen con la propuesta de 5 profesiones en función de si somos personas con vertientes realistas, tradicionales, emprendedoras, sociales, investigadoras o artísticas.

En tercer lugar os propongo el test de orientación vocacional creado por la Universidad Abat Oliva. Éste auto-cuestionario servirá para orientaros y os ayudará a reflexionar sobre las tendencias innatas de cada uno, así como de los gustos y y preferencias. Se trata de un test de 60 preguntas con tres opciones por cada una de ellas. Como en la primera propuesta, al final del mismo, deberemos facilitar el correo electrónico para que nos puedan enviar un informe con sus valoraciones.

Como último recurso encontramos el test de orientación vocacional para elegir carrera. Éste cuenta con un total de 32 preguntas que cuales hacen referencia a diferenrtes aspectos de la vida, así como a las decisiones que tomamos frente a situaciones que nos encontramos en el día a día. Mediante su análisis nos proporcionan un total de 8 ámbitos afines a través de un gráfico de barras.

La simple intención de preocuparse por encontrar unos estudios que nos sirvan el día de mañana ya dice mucho de cada persona. No sólo nos indica que hay un interés por hacer bien las cosas, sino que hay una clara percepción de la importancia de acertar en dicha elección, puesto que ésta puede marcar nuestro futuro más inmediato así como el de a largo plazo.

Asimismo, una vez tengamos enfocados los ámbitos profesionales a los que nos gustaría dedicarnos, sería interesante acercarnos lo máximo posible al trabajo en cuestión, intentando asistir a alguna jornada donde se realice lo que creemos que es el trabajo de nuestra vida para intentar corroborar que realmente las expectativas son las que esperábamos.

Vivirlo en primera instancia nos dará muchos más ítems y sensaciones que en muchas ocasiones ni siquiera nos habríamos planteado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas