Las TIC en el aula

Otro sitio más de Blogs de Noticias de uso didáctico

Dinámicas de evaluación en el aula

Tanto los docentes como los alumnos tienen un papel importante a la hora de medir la enseñanza – aprendizaje.

Vamos a fomentar la autoevaluación en las aulas de Educación Primaria, donde el docente puede enseñar a los alumnos a evaluarse a sí mismos y a evaluar a sus compañeros. Este hecho supone una gran responsabilidad y autonomía  por parte de todos los agentes evaluadores del proceso de enseñanza – aprendizaje. Para ello, proponemos las siguientes técnicas, dinámicas y/o juegos:

Las dos columnas. El docente repartirá a cada uno de sus alumnos un papel en blanco. En él los alumnos deberán escribir dos aspectos positivos y dos negativos de manera individual. Con esta dinámica los alumnos evaluarán la enseñanza del docente en el aula.

Se recomienda que se escriba sobre las siguientes cuestiones:

-Sobre cómo imparte el docente la materia

-Sobre el contenido de la materia

-Sobre lo que más me gusta de esta materia

-Sobre lo que menos me gusta de esta materia

Es importante que ningún alumno escriba su nombre en su papel y si es posible que todos escriban con el mismo color de lápiz o bolígrafo, para así evitar que los alumnos relacionen el papel con un compañero concreto.

Cuando todos los alumnos hayan escrito libremente en su papel, el docente recogerá todos los comentarios y los pondrá dentro de un objeto (caja, bolsa grande, etc.) donde no pueda conocerse la autoría de cada papel.

El docente escribirá en la pizarra dos columnas y en una pondrá “aspectos positivos” y en otra “aspectos positivos”. Después, nombrará uno por uno a los alumnos y éstos deberán levantarse e ir a la pizarra, coger un papel y exponer a los compañeros lo que hay escrito en él. Una vez leído, el propio alumno decidirá si lo coloca en una columna o en otra de la pizarra, dependiendo de su criterio (si cree que eso que ha leído es un aspecto negativo o si, por el contrario, considera que es un aspecto positivo).

Finalmente, cuando cada alumno haya colocado un papel, el docente y los alumnos conjuntamente analizarán cuántos aspectos positivos y cuántos negativos se han expuesto. Si el docente cree conveniente, puede continuar la dinámica con un debate abierto o con otra técnica para tratar de mejorar y/o modificar los aspectos negativos.

Juego de Rol. Generalmente son los docentes quienes imparten la materia y quienes evalúan a los alumnos. Con este juego será el propio alumno quien proponga quién realiza las funciones propias de un profesor: decidirá qué actividades se pueden hacer y evaluará a todos sus compañeros.

Esta dinámica puede realizarse durante los últimos 30 minutos de clase. El alumno planteará una actividad al docente y éste decidirá si se puede realizar o no (estimando y valorando  el tiempo, el material que se deba utilizar, el número de alumnos, el nivel de dificultad de la actividad, etc.). Una vez terminada la actividad, el alumno evaluará a los compañeros de la siguiente manera:

-si la actividad la ha desarrollado correctamente lo puntuará con una A.

-si considera que la actividad la ha desarrollado generalmente bien pero podría mejorar se lo puntuará con una B.

-si la actividad no la ha desarrollado correctamente lo puntuará con una C.

Ni el docente ni el alumno que ha evaluado expondrán al resto de alumnos las notas. Se añadirán a una carpeta donde el docente será el responsable de guardar y archivar las valoraciones, sin que los alumnos puedan tener acceso a ellas.

Una vez todos los alumnos hayan tenido la oportunidad de ejecutar en el aula una actividad, el docente recogerá todas las notas y expondrá qué nota (A, B o C) se ha extraído de media cada alumno.

El cuento inventado. Los alumnos deben formar grupos de 3 ó 4 personas. El docente escogerá un tema aleatorio por cada grupo – ejemplo: animales, trabajo, vacaciones, etc. – y los alumnos deberán realizar un cuento conjuntamente pero con propuestas individuales. Es decir, cada alumno propondrá una idea a su grupo y en conjunto deberán montar una historia o cuento teniendo en cuenta la opinión y propuesta de todos.

Cuando el cuento ya esté terminado, el docente pasará un cuestionario de autoevaluación a los alumnos. De esta manera, éstos valorarán una serie de criterios que se trabajan en equipo, como por ejemplo, el grado de participación, comunicación, cooperación, etc.

El cuestionario puede ser creado por el propio docente. Para su ayuda, proponemos los siguientes ítems con respuestas cerradas (sí) y (no) :

–          he participado en la actividad

–          he trabajado en equipo sin problemas

–          he respetado todas las opiniones de los compañeros

–          me he sentido cómodo/a con el grupo

–          estoy orgulloso/a de mis aportaciones

–          creo que mis compañeros han aportado ideas igual que yo

–          me considero igual de eficaz, a la hora de trabajar en equipo, que el resto de compañeros

También proponemos este cuestionario para que los alumnos evalúen su método de estudio y aprendizaje.

Finalmente, si el docente desea ampliar su conocimiento sobre técnicas y dinámicas de juego para potenciar tanto su autoevaluación como la evaluación de sus alumnos, se recomienda que utilice el siguiente libro: Fabra, Maria Lluïsa “Técnicas de Grupo para la Cooperación” (2003) ediciones CEAC. En él encontrará más de 50 técnicas diferentes, con sus objetivos y finalidades establecidos.

Un comentario en “Dinámicas de evaluación en el aula”

  • Jaime valenzuela dice:

    Excelente la propuesta. Espero realizarla y mirar que pasa.

    A continuación doy a conocer como evalúo, cualquier comentario bienvenido sea: Soy licenciado de Educación Física y realizo en cada periodo una Coevaluación donde dialogo con el estudiante, observamos el rendimiento en cada clase(a nivel: cognitivo, procesual y actitudinal) y definimos la nota argumentando el porqué.

    éxitos
    Jaime


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *