Las TIC en el aula

Otro sitio más de Blogs de Noticias de uso didáctico

Aprender a gestionar las emociones

Conocerte a ti mismo y a los que están a tu alrededor es una ventaja para afrontar las emociones del día a día. No todas las personas tienen la capacidad de gestionarlas y mucho menos los menores.
Por ello, presentamos a continuación varias maneras de experimentar las emociones y aprender a enfrentarse a ellas en el aula. Una primera actividad es Reconoce los estados de ánimo, que como podemos observar en la imagen, consiste en asociar los rasgos de la cara del muñeco con los estados de ánimo que aparecen: alegría, pensativo, temeroso, entre otros.
Conocer las emociones nos ayuda a sentirnos mejor, ya que facilita la interrelación con los compañeros y/o con el profesor, permite que los demás nos conozcan mejor y viceversa, y entiendan nuestra conducta ante distintas situaciones.
Otra actividad relacionada con las emociones (clic aquí para ir al juego)  es la siguiente: el alumno debe observar la situación virtual que se muestra y comprender qué ocurre; seguidamente analizar cómo se sienten los personajes, atribuyendo adjetivos para cada uno, por ejemplo, enfadado, triste, alegre, entre otros.
Finalmente presentamos una última actividad muy interesante sobre la comunicación y las emociones: (clic aquí para ir al juego) el alumno deberá construir un diálogo virtual entre varios personajes, teniendo en cuenta los sentimientos que muestra cada uno mediante el rostro. De esta manera, el alumno aprenderá que una acción determinada supone una emoción diferente en cada persona. Por tanto, es importante conocer el estado de ánimo y el carácter de las personas, para saber dirigirse y comunicarse con ellas de forma positiva.
Estas actividades y muchas otras que aparecen en la Red sirven al profesorado para ayudar a sus alumnos a gestionar las emociones, para facilitar la participación, integración, cooperación, etcétera, entre ellos y facilitar el aprendizaje en comunidad. Además, es importante que un alumno sepa autogestionar sus emociones y así poder afrontar nuevas situaciones de la vida real de manera positiva, fomentando la motivación y el interés por aprender.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *