TIC´s y EDUCACIÓN

Otro sitio más de Blogs de Noticias de uso didáctico

ANÁLISIS DEL RENDIMIENTO Y DE LA INTEGRACIÓN DE LA PIZARRA DIGITAL INTERACTIVA EN LAS AULAS

“ANÁLISIS DEL RENDIMIENTO Y DE LA INTEGRACIÓN DE LA PIZARRA DIGITAL INTERACTIVA EN LAS AULAS”

La Pizarra Digital Interactiva es uno de los últimos avances tecnológicos que se ha introducido masivamente en los Centros Educativos de toda España. Esta investigación trata de aportar un punto de partida hacia la comprensión del análisis y funcionalidad de las mismas.

INTRODUCCIÓN

El marco educativo y social en el que nos situamos requiere continuas adaptaciones. El avance desmesurado e imparable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) nos obliga a revisar e introducir nuevos cambios y mejoras en el sistema educativo, no sólo como una mera dotación puntual de materiales sino también como un análisis de la propia práctica educativa en el aula. Este análisis del proceso de enseñanza-aprendizaje (E-A) es el que nos llevará hacia nuevos paradigmas educativos.

De acuerdo con Díaz (2007) el uso de las TIC no garantiza por sí mismo ni la innovación ni la calidad educativa, como tampoco la inclusión o la equidad social. Es por eso que, como afirma Kennewell (2006), un enfoque pedagógico y didáctico es esencial para comprender el papel de las TIC en los procesos de E-A.

PROBLEMA

El propósito fundamental de la investigación es averiguar si existe una relación entre el uso de la PDI en el aula y el rendimiento escolar; concretamente, si la mera introducción de las PDI’s ha sido un factor condicionante del rendimiento académico de los alumnos. Del mismo modo, y de forma secundaria, se analizarán los diferentes usos que se le dan a la PDI y la formación, motivación y opinión personal del profesorado en relación a la misma.

HIPÓTESIS

Existe una mejora significativa entre los resultados académicos obtenidos por los alumnos de 5º y 6º de EP sin que se hubieran introducido las PDI’s y los resultados académicos conseguidos con las PDI’s en las aulas.

MUESTRA

La muestra se eligió aleatoriamente; ya que de este modo, nos asegurábamos que los condicionantes socioeconómicos y ambientales no influyeran en nuestro objeto de estudio. Para ello, elegimos al azar un Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de la localidad de Talavera de la Reina en la provincia de Toledo y tomamos los resultados académicos obtenidos por los alumnos de 5º y 6º de EP en los cursos 2007/08 y los del 2011/12. En total, 91 alumnos, 43 de 5º de EP y 48 de 6º de EP.

RESULTADOS

Objetivo 1: Comprobar si existe una mejora significativa entre los resultados académicos obtenidos sin que se hubieran introducido las PDI’s y los resultados académicos conseguidos con las PDI’s en las aulas.

Hipótesis de trabajo: Existe una mejora significativa entre los resultados académicos obtenidos por los alumnos de 5º y 6º de EP sin que se hubieran introducido las PDI’s y los resultados académicos conseguidos con las PDI’s en las aulas.

Hipótesis nula: No existe una mejora significativa entre los resultados académicos obtenidos por los alumnos de 5º y 6º de EP sin que se hubieran introducido las PDI’s y los resultados académicos conseguidos con las PDI’s en las aulas.

Para poder rechazar la hipótesis nula y aceptar la hipótesis experimental o de trabajo, lo que hicimos fue analizar y comparar las notas obtenidas en las áreas de Lengua Castellana, Matemáticas y Lengua Extranjera: Inglés en cada uno de los grupos; es decir, analizamos por separado los resultados de 5º de EP y los de 6º de EP.

Dado que en los boletines oficiales las notas se expresan en puntuaciones de Insuficiente, Suficiente, Bien, Notable y Sobresaliente, lo que hicimos para poder analizar y comparar las medias de los alumnos fue otorgarle un número asociado a una etiqueta de valor. Estos son: 1 Insuficiente, 2 Suficiente, 3 Bien, 4 Notable y 5 Sobresaliente.

Al comparar las medias de las notas obtenidas por los alumnos de 5º de EP a través de la prueba paramétrica T de Student, observamos que no encontramos significatividad en las notas obtenidas en las áreas de Matemáticas y Lengua Extranjera: Inglés debido al uso o no de la PDI. Por lo tanto, en el grupo de alumnos de 5º de EP, y para las áreas de Matemáticas y Lengua Extranjera: Inglés, no podemos rechazar la hipótesis nula, asumiendo que no existe una mejora significativa entre los resultados académicos obtenidos por los alumnos. Siendo en el caso del área de Matemáticas t(78,688)= 1,329, p > 0,05; y en del área de Lengua Extranjera: Inglés t (84)= -0,777, p > 0,05 (véase figura 1).

 

Figura 1. Medias obtenidas por los alumnos de 5º de EP en las áreas de Matemáticas y Lengua Extranjera: Inglés.

A pesar de todo, hemos de destacar que, aunque no haya diferencias significativas estadísticamente hablando, en el área de Inglés se observa una diferencia en las notas medias obtenidas utilizando o no la PDI en el aula. Con una nota media de 2,32 sin el uso de la PDI, y 2, 58 con el uso de la PDI.

Para terminar con el análisis de los resultados de 5º de EP, decir que en el área de Lengua Castellana sí que se observa una diferencia significativa entre las medias obtenidas por los alumnos utilizando o no la PDI. Lo sorprendente de este caso es que los alumnos presentan mejores notas medias sin la utilización de la PDI que con ella. Por lo tanto, se encuentran diferencias significativas en las calificaciones alcanzadas sin el uso de la PDI con respecto a las obtenidas con el uso de la misma t (78,300)= 1,987, p < 0,05; con una nota media de 3,37 sin el uso de la PDI, y 2, 81 con el uso de la PDI en el aula (véase figura 2).

Figura 2. Medias obtenidas por los alumnos de 5º de EP en el área de Lengua Castellana.

En el caso de los alumnos de 6º de EP, hemos de decir que no podemos rechazar la hipótesis nula en ninguna de las áreas estudiadas. En Matemáticas no se encuentran diferencias significativas en las calificaciones logradas sin el uso de la PDI con respecto a las obtenidas con el uso de la misma t(94)= 0,070, p > 0,05. Del mismo modo, tampoco se puede rechazar la hipótesis nula en las calificaciones alcanzadas en el área de Lengua Castellana t(94)= 0,338, p > 0,05; ni en las conseguidas en el área de Lengua Extranjera: Inglés t(94)= -0,400, p > 0,05 (véase figura 3).

 

Figura 3. Medias obtenidas por los alumnos de 6º de EP en las diferentes áreas evaluadas.

Como bien puede observarse, existe una mínima diferencia de medias en todas las áreas en torno al 0,11 y 0,12 puntos respectivamente (excepto en el área de Matemáticas que es sólo del 0,02 puntos). En los casos de Matemáticas y Lengua Castellana, esa diferencia es a favor de la enseñanza previa a la introducción de la PDI. En cambio, en el área de Lengua Extranjera: Inglés, esa diferencia es favorable a la enseñanza con la PDI integrada en el aula. Sin embargo, es mínima y no reporta significatividad en el análisis estadístico de los resultados.

A continuación vamos a exponer los resultados que hemos extraídos del cuestionario que pasamos a los docentes que impartían clases a los alumnos de 5º y 6º de EP. Debido a que los objetivos 2, 3 y 4 del presente trabajo de investigación hacen referencia a los mismos, los vamos a unificar en un solo bloque de análisis.

Los objetivos 2, 3 y 4 son:

-            Analizar los diferentes usos que se le dan a las PDI’s en las aulas por parte del profesorado, y las opiniones de los mismos respecto a estas.

-            Observar los conocimientos informáticos con los que cuenta el profesorado a la hora de desenvolverse en un aula con una PDI.

-            Valorar la frecuencia de uso de la PDI por parte del profesorado.

En la figura que se muestra a continuación, podemos observar como el equipo de ciclo, en el 58 % de los casos, cuentan con más de 20 años de experiencia docente. El 28 %, presenta entre 10 y 20 años de experiencia. Y sólo el 14 % de los docentes cuenta con menos de 5 años de experiencia.

Figura 4. Años de experiencia de los docentes implicados en la educación de los alumnos de 5º y 6º de EP.

En cuanto a la titulación universitaria con la que cuentan los docentes, nos encontramos con que un 72 % de los mismos son diplomados en las diversas especialidades que se corresponden con la enseñanza primaria; y el 28 % restante, además de la diplomatura cuanta con una licenciatura.

Figura 5. Titulación universitaria de los docentes de 5º y 6º de EP.

Cuando se les pregunta por el nivel de conocimientos informáticos que creen tener, el 71,5 % marca la opción de pocos conocimientos; entendiendo por estos, el uso de office e internet a nivel de usuario, la subida y descarga de archivos y la instalación y desinstalación de software. El 28,5 % restante, considera tener bastantes conocimientos, añadiendo a los anteriores la creación de documentos en formatos pdf y el cambio de formatos de diversos archivos.

Figura 6. Conocimientos informáticos con los que cuentan los docentes.

En el 100 % de los casos, los docentes admiten haber utilizado alguna vez la PDI en el aula. En relación a la frecuencia con que la emplean en sus sesiones anuales, el 42,8 % de los docentes afirman que la usan en menos del 25 % de sus sesiones; otro 42,8 %, utiliza la PDI entre el 25 y el 50 % de sus sesiones totales; y sólo un 14,4 %, la emplean en más del 50 % de sus sesiones, aunque no lleguen a utilizarla en el 100 % de las mismas.

 

Figura 7. Frecuencia de uso de la PDI en las sesiones anuales de clase.

Al preguntarles por los diferentes tipos de usos con los que han utilizado la PDI, el 28,5 % de los docentes señala que la han utilizado alguna vez como una pizarra tradicional más; el 42,8 % la ha utilizado como proyector exclusivamente en alguna de sus sesiones; el 100 % admite haberla utilizado para realizar actividades interactivas; y un 71,4 % la utiliza para trabajar actividades de refuerzo y ampliación del área impartida.

Figura 8. Tipos de usos con los que utilizan los docentes la PDI en clase.

En relación a la valoración personal que hacen los docentes de la PDI como herramienta del aula, un 42,8 % de los mismos la consideran bastante útil en clase; y un 57,2 % de los docentes creen que es muy útil.

Figura 9. Valoración personal que los docentes hacen de la PDI.

En cuanto a la valoración del grado de motivación que los docentes perciben en los alumnos al utilizar la PDI, un 33,3 % señala que se muestran bastante motivados; y un 66,7 % de los docentes admiten que los alumnos están muy motivados a la hora de trabajar con la PDI.

 

Figura 10. Valoración de los docentes del grado de motivación que muestran los alumnos a la hora de utilizar la PDI en el aula.

Al preguntarles por el grado de motivación personal que manifiestan a la hora de planificar y preparar sesiones de aula en las que se requiera el uso de la PDI, el 66,7 % de los docentes se encuentra bastante motivado en dichas tareas; y un 33,3 % afirma estar muy motivado con la realización de las mismas.

 

Figura 11. Motivación que muestran tener los docentes a la hora de planificar y preparar una sesión de aula que requiera la utilización de la PDI.

El 100 % de los docentes prefieren realizar sus sesiones contando con el apoyo de la PDI en el aula a pesar de que, también el 100 % de los mismos, admitan que les lleva más tiempo planificar y preparar las sesiones de aula utilizando en las mismas la PDI.

En relación a las ventajas que los docentes creen que tiene la utilización de la PDI en el aula, la mayoría menciona las siguientes:

-          Mayor motivación y participación de los alumnos en las sesiones.

-          Posibilidad de utilizar actividades interactivas y lúdicas.

-          Estimulación multisensorial que aumenta considerablemente la atención de los alumnos.

-          Refuerzo y ampliación de contenidos de un modo rápido y sencillo.

En cuanto a las principales dificultades que los docentes se han encontrado a la hora de utilizar la PDI en el aula, las más señaladas son:

-          Fallo de la conexión a Internet y problemas de tipo técnico que conllevan una pérdida de tiempo considerable.

-          Requiere una formación básica adecuada para utilizar de un modo eficaz todos los recursos que la PDI ofrece.

-          Mayor tiempo empleado en la planificación y preparación de las sesiones.

Y por último, la mayoría de los docentes señalan que los problemas técnicos que se les presentan a la hora de desarrollar sus sesiones en el aula con la PDI, les generan una gran sensación de pérdida de tiempo, descontrol en la organización de la clase y les trastoca la programación que habían realizado previamente.

CONCLUSIONES

a)      La principal conclusión a la que llegamos es que no se aprecia mejora significativa en los resultados académicos obtenidos en las diferentes áreas como consecuencia de la introducción y uso de la PDI en las aulas de 5º y 6º de EP.

Cabe destacar que, tanto en 5º como en 6º de EP, en el área de Lengua Extranjera: Inglés, a pesar de no obtener resultados estadísticamente significativos, las notas medias conseguidas han sido mayores a través del uso de la PDI en el aula. Sabemos que esta es un área en la que se utilizan de manera más habitual los medios tecnológicos disponibles en el centro; por tanto, es posible plantearse que tal vez no se haya utilizado adecuadamente un método de trabajo en el aula con la PDI para cada una de las áreas, que el tipo de uso no haya sido el correcto para cada uno de los momentos de la sesión,… Lo que tratamos de exponer es que se nos plantean otras grandes líneas de investigación en torno al desarrollo y optimización de los recursos tecnológicos con los que cuentan los centros educativos hoy en día; y que más adelante expondremos en el apartado de perspectiva de futuro.

b)      El 100 % de los docentes prefieren contar con la PDI en sus aulas, esta es valorada muy positivamente por los mismos. Además, admiten estar muy motivados a la hora de preparar y planificar una sesión en la que se vaya a utilizar la PDI. Sin embargo, el 71,5 % de los docentes reconocen contar con pocos conocimientos informáticos; esto hace que, a pesar de la motivación mostrada y la valoración tan positiva de la PDI, el uso de la misma sea menor de lo esperado (el 85,6 % de los docentes la usan en menos del 50 % de sus sesiones) y se limiten significativamente los resultados que se pueden obtener a través de su utilización cotidiana en el aula.

De aquí se desprende que para aprovechar todas las potencialidades  de la PDI es necesario que los profesores reciban la formación adecuada de  manera  continuada. Una  de  las razones  para  el  uso  ineficiente  de  la  PDI es  la  falta  de capacitación  digital  por parte de  los profesores. Estos suelen reivindicar, frecuentemente, la necesidad de una formación adecuada para usar la PDI en todo su potencial, ya que el asesoramiento recibido sobre PDI condiciona  su  uso pedagógico. En este  sentido,  algunos estudios  ponen  de  manifiesto  que  sólo  la mitad  de los profesores participantes en  formación técnica y pedagógica tuvieron la oportunidad de usar la PDI durante las sesiones.

En definitiva, debemos abogar por una formación continua, real e integral del profesorado en el uso de las TIC’s en el aula; ya que cuando estos adquieren las habilidades suficientes en el uso de la PDI son capaces de incrementar la interactividad y usar un amplio abanico de recursos; aumentando, como vimos, la tasa de retención y la puntuación en la evaluación.

c)      El 100 % de los docentes señalan que los alumnos muestran una mayor motivación a la hora de utilizar la PDI en el aula (33,7 % señala que están bastante motivados, y el 66,7 % admiten que están muy motivados).

La PDI es un tipo de estímulo al que los alumnos responden, incluso después de mucho tiempo de uso, incrementando así el nivel de atención y el interés de algunos  de ellos; captando incluso el interés y la atención de esos alumnos que suelen no participar en la actividad de clase.

La  principal ventaja de la PDI es que resulta  muy motivadora para los  alumnos porque las lecciones son más divertidas e interesantes, mejorando así la atención y el comportamiento. A pesar de esto, el incremento de la motivación  provocado por la PDI tiene una utilidad  limitada si no viene acompañado por una mejora en los logros académicos. Debiendo reconsiderar el tipo de práctica educativa desarrollada, así como las clases de uso y la intención con que utilizamos la PDI en el aula.

d)     El 28,5 % de los docentes utilizan la PDI como pizarra tradicional; el 42,8 % la usa sólo como medio de proyección; el 100 % admite haberla utilizado para realizar actividades interactivas en el aula; y el 71,4 % la emplea para desarrollar actividades de refuerzo y ampliación.

La PDI no debe estar considerada como un recurso puntual más del aula, sino que debe imbricarse, dentro de la cotidianidad del aula, como una herramienta más de uso diario. A menudo, la PDI se usa como sustitución de antiguas tecnologías, como pizarras convencionales u otras, y algunos profesores sienten que algunos beneficios atribuidos a la PDI provienen simplemente de la proyección audiovisual, más que de otras características propias de la PDI. Por eso, es necesario que los docentes, durante un largo periodo de tiempo, tengan un contacto continuado con la PDI a fin de optimizar su uso. En este sentido, la efectividad de la  PDI es proporcional a la del profesor que la usa.

Y para terminar con las conclusiones, destacar que no servirán de nada todas las tecnologías que se incluyan en las aulas mientras no exista un compromiso real de utilización por parte de los docentes, aplicándolas de forma cotidiana en sus sesiones e incluyéndolas en sus programaciones de aula en cada una de las diferentes áreas. De este modo, y a pesar de las necesidades de formación, el uso de la PDI en el aula será una herramienta motivadora y propiciadora de la mejora de los resultados académicos de los alumnos.

BIBLIOGRAFÍA

AREA, M. (2010). El proceso de integración y uso pedagógico de las TIC en los centros educativos. Un estudio de casos. Revista de Educación. Nº 352. Mayo-Agosto 2010 – págs. 77-97. Disponible en URL: http://www.revistaeducacion.mec.es/re352/re352_04.pdf [consulta 22 de mayo de 2012]

BECTA (British Educational Communications and Technology Agency) (2004). Getting the most from your interactive whiteboard. A guide for primary schools. Disponible en: http://www.dit.ie/lttc/media/ditlttc/documents/gettingthemost.pdf [consulta 28 de mayo de 2012]

BUSTOS, E. Mª. (2011). Las TIC en el aula: de la pizarra digital al aprendizaje por competencias. Revista digital de innovación y experiencias educativas. Nº 38. Enero 2011. ISSN: 1988-6047. Disponible en URL: http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_38/EVA_BUSTOS_2.pdf [consulta 2 de junio de 2012]

FERRER, F. (Dir.); ARMENGOL, C.; BELVIS, E.; MASSOT, M. y PÀIMES, J. (2010). Evaluación del programa pizarra digital en Aragón. Universidad Autónoma de Barcelona. Disponible en URL: http://www.educaragon.org/files/Informepd.pdf [consulta 4 de julio de 2012]

GALLEGO, G.; CACHEIRO, M. L. y DULAC, J. (2009). La pizarra digital interactiva como recurso docente. En ORTEGA, I. y FERRÁS, C. (Coord.): Alfabetización Tecnológica y desarrollo regional [monográfico en línea]. Revista Electrónica Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información. Vol. 10, nº 2. Universidad de Salamanca. ISSN: 1138-9737. Disponible en URL: http://www.usal.es/~teoriaeducacion/rev_numero_10_02/n10_02_gallego_cacheiro_dulac.pdf [consulta 12 de abril de 2012]

GANDOL, F.; CARRILLO, E. y PRATS, M. A. (2012). Potencialidades y limitaciones de la pizarra digital interactiva. Una revisión crítica de la literatura. Píxel-Bit. Revista de Medios y Educación. Nº 40. Enero 2012 – pp. 171-183. Universidad Ramón Llull, Barcelona. ISSN: 1133-8482. Disponible en URL: http://acdc.sav.us.es/pixelbit/images/stories/p40/13.pdf [consulta 1 de junio de 2012]

HALL, I. & HIGGINS, S. (2005) Primary school students’ perceptions of interactive whiteboards. Journal of Computer Assisted Learning 21 (2) 102-117. Disponible en URL: http://faculty.ksu.edu.sa/Alhassan/2503/primery%20students%20perception%20of%20whiteboards%202005.pdf [consulta 8 de mayo de 2012]

MORENO, J. F. (2008). La pizarra digital como recurso educativo para todas las áreas. Método ediciones.

MURILLO, J. L. (2010). Programas Escuela 2.0 y Pizarra Digital: un paradigma de mercantilización del sistema educativo a través de las TIC’s. REIFOP, 13 (2), 65-78. Disponible en URL: http://www.aufop.com//aufop/uploaded_files/articulos/1278785070.pdf [consulta 25 de abril de 2012]

SÁEZ, J.M. y JIMÉNEZ, P.A. (2011). La aplicación de la pizarra digital interactiva: un caso en la escuela rural en primaria. ENSAYOS, Revista de la Facultad de Educación de Albacete, Nº 26, 2011. Disponible en URL: http://www.uclm.es/ab/educacion/ensayos/ensayos26/pdf/26_1.pdf [consulta 6 de julio de 2012]

SEVILLANO, Mª. L.; PASCUAL, Mª. A. Y BARTOLOMÉ, P. (2007). Investigar para innovar en enseñanza. Madrid: Pearson ediciones, S. A.

SEVILLANO, Mª. L. y LLANAS, C. (2010). Profesores de primaria y aplicación de tecnologías: un estudio de caso. Píxel-Bit. Revista de Medios y Educación. Nº 38 Julio-Diciembre 2010 – pp. 63-74. Universidad Nacional de Educación a Distancia. UNED (España). ISSN: 1133-8482. Disponible en URL: http://www.sav.us.es/pixelbit/actual/5.pdf [consulta 18 de abril de 2012]

David Sánchez Chiquero

Profesor de Enseñanza Primaria en activo. Diplomado en Magisterio de Educación Física. Diplomado en Magisterio de Educación Especial. Licenciado en Psicopedagogía.

davidchiqueroATyahoo.es

14 Comentarios en “ANÁLISIS DEL RENDIMIENTO Y DE LA INTEGRACIÓN DE LA PIZARRA DIGITAL INTERACTIVA EN LAS AULAS”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Categorías