Una aproximación TIC al cambio climático en el aula

Los océanos han aumentado su tasa de acidez en un 26 % desde el comienzo de la era industrial a causa de las emisiones de CO2 que el hombre vierte en la atmósfera, según un informe de la UNESCO. El alumnado puede estudiar el cambio climático y su incidencia sobre los océanos con distintas aplicaciones interactivas.

FUENTE: Acidificación de océanos se acelera a ritmo sin precedentes, según UNESCO (lavanguardia.com)

ORIENTACIÓN PEDAGÓGICA:

A partir de la lectura de la noticia de referencia podemos iniciar una reflexión en el aula sobre la importancia que tienen los océanos sobre el clima y la orografía del planeta, así como para la vida tanto del hombre como de muchas especies animales. También podemos estudiar cómo les afecta el cambio climático y qué actividades humanas perjudican su conservación.

Tras la lectura de la noticia, el profesor puede pedir al alumnado que identifique en un mapa los océanos de la Tierra y marque en él las principales corrientes marinas. Una vez completada esta actividad, pueden describir qué efectos produce este movimiento continuo de la masa oceánica sobre el clima mundial. Por otro lado, también pueden investigar qué son las mareas y qué relación tienen éstas y las corrientes en la formación de la orografía costera.

A continuación, se puede solicitar al alumnado que profundice en la riqueza biológica de los océanos analizando, en pequeños grupos de trabajo, algunas de las especies que los habitan, centrándose especialmente en aquellas que están en riesgo de desaparecer. De esta manera, el profesor podrá concluir la actividad preguntando al alumnado cuáles son los principales factores de degradación de mares y océanos (sobreexplotación pesquera, contaminación, etc.) y qué pueden hacer los estudiantes para tomar conciencia de la importancia que tiene el cuidado y la protección de estos espacios naturales.

El informe sobre el que se centra la noticia determina que el fenómeno de la acidificación de los océanos puede empeorar debido a la continua absorción de dióxido de carbono. El docente puede invitar a sus discentes a que estudien este suceso y determinen en qué consiste a través de la definición de conceptos clave como, por ejemplo, ph de los océanos, ciclo natural del carbono, agua de mar o atmósfera, entre otros.

Por último, podemos reflexionar sobre el consumo y sus consecuencias sobre el medio ambiente a partir de la afirmación inicial del  texto de referencia, en la que se asegura que los océanos han aumentado su tasa de acidez en un 26 % desde el comienzo de la era industrial, a causa de las emisiones de CO2 que el hombre vierte en la atmósfera.  De esta forma, en pequeños grupos de trabajo, se puede analizar qué acciones realizan, ellos o miembros de entorno más cercano (escuela, familias, etc.), que puedan provocar que los niveles de CO2 aumenten. Además, también pueden anotar algunas medidas para disminuir o erradicar estas emisiones.

PROPUESTA TIC:

Para introducir el tema que nos ocupa, el docente puede presentar a su alumnado el interactivo titulado ‘El baile de los océanos’ es una presentación multimedia con la que se puede estudiar el comportamiento, descripción de las cualidades y ubicación de los mares y océanos de la Tierra, mediante fotografías descripciones y representaciones gráficas. Con este recurso, el docente puede explicar a su alumnado algunos de los aspectos clave relacionados con geografía oceánica, factores climáticos, maremotos, las corrientes y las mareas.

Si queremos profundizar en el conocimiento de los océanos con datos reales, podemos utilizar la plataforma ‘Marinexplore’ que se basa en la tecnología de ‘Gooogle Maps’ para presentar datos captados en los océanos de todo el mundo. Recoge todo tipo de datos que pueden filtrarse por localización y fecha. En un primer lugar la información se organiza dependiendo si ha sido recogida en mares, océanos, golfos, bahías u otros. Una vez localizada la zona que nos interesa,  podemos seleccionar distintos parámetros a mostrar, por ejemplo: niveles de químicos, atmósfera, radiación, datos biológicos, así como presentar los datos según las instituciones o entidades que nos los proporcionan  (entre las que encontramos el Bermuda Institute of Social Sciences o el National Coastal Data Development Center). Con esta herramienta podemos estudiar cómo afecta la actividad humana sobre determinadas zonas marinas del planeta, buscando datos relacionados con el tema y comentándolos en clase.

Por otro lado, ‘Breathingearth’ es un sitio web que presenta, de manera simulada, en tiempo real, la “respiración” del Planeta. Esta simulación nos ofrece datos curiosos, como por ejemplo, cada cuánto tiempo nace una persona, cuándo muere, y la cantidad de CO2 emanado en toneladas. Todos los datos se pueden ver por países al pasar por encima de éstos con el ratón. Además, también ofrece información sobre los mismos datos acumulados desde que comenzamos a visualizar el mapa interactivo.

El docente puede utilizar esta aplicación para que sus alumnos tomen conciencia de la gravedad del problema causado por la emisión de CO2 en el planeta. Tras presentar a sus alumnos esta página web, el profesor puede pedirles que analicen los datos que ofrece. De esta forma, se pueden visualizar las diferencias existentes entre los países industrializados y aquellos que están en vías de desarrollo. Tras recopilar datos interesantes que hayan observado en el mapa, se puede empezar un debate en el aula sobre el tema.

Otra herramienta que podemos utilizar con similares propósitos es ‘Climate Hot Map’. Se trata de un mapa interactivo que muestra los efectos probables del calentamiento global en todo el mundo. Entre las posibilidades que ofrece esta herramienta encontramos la realización de un juego de búsqueda del tesoro en el que los alumnos podrán explorar los efectos del cambio climático en las personas, el medio ambiente, los océanos, los ecosistemas y la temperatura.

Además, el profesor puede invitar a sus alumnos a reflexionar sobre su propia huella de CO2 y calcular cuál es la contribución de su familia en la liberación de gases contaminantes a la atmósfera. Para ello, se puede utilizar la aplicación ‘Mida su huella de carbono’. Antes de realizar esta medición, el alumno debe averiguar algunos datos referidos al consumo familiar, en un año, de: metros cúbicos de gas, KWh, litros de gasolina y los kilómetros realizados en viajes en los que se haya utilizado el avión. Tras completar con estos y otros datos las diferentes cuestiones de la aplicación, se obtendrá un resultado en toneladas de carbono y la comparación con la media de consumo española.

OTRAS FUENTES:

La acidificación de los océanos se acelera a un ritmo sin precedentes, según la UNESCO (lainformacion.com)

La acidificación del mar puede aumentar un 170% este siglo (agenciasinc.es)

La acidificación de los océanos puede aumentar un 170 % este siglo (efeverde.com)

PARA SABER MÁS:

Océanos:
12345

Cambio climático:
123

CO2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top
Abrir la barra de herramientas